Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
HASTA QUE SALGA EL SOL
Blog de vinylculture
23 de Marzo, 2008 · General

Misterio-Resucitadores de mundos


Algunos científicos planetarios creen queya poseemos la tecnología necesaria parainiciar la terraformación de Marte, unproceso que podría convertir su estérilsuperficie en un Edén bañado por el mar.


El omnipresente color naranja-rojizo-óxido estáen cada uno de sus picos,cráteres, dunas, cañonesy valles, y hasta en el polvillo quepermanece eternamente suspendidoen la atmósfera, visible sobreel horizonte del planeta. Sus atardeceresrebosan una luz sublimey hay algo decididamente extraterrestreen el ángulo de inclinaciónde las sombras. Marte es rojo, secoy frío; lleno de una pétrea vitalidadque anuncia su esencia: estees un mundo mineral.

Siempre hemos querido sabersi en algún momento se produjoallí una generación espontáneade vida animal, vegetal o inclusoviral. Parafraseando a Kim StanleyRobinson, autor de la TrilogíaMarciana, “lo que sea que déinicio a la vida, una espora provenientedel espacio, un caldo decultivo que surgió en un manantialde azufre caliente, la manode un dios... aún no sabemos sieso sucedió en Marte”.

Pero sí podría haber ocurrido.En algún momento temprano desu evolución, en el Planeta Rojoexistieron mares, ríos, lagos,nubes, lluvia, nieve, glaciares,costas y canales. Pero todo esodesapareció. Se trata de unaesfera rocosa muy pequeña, estádemasiado lejos del Sol, y sunúcleo de níquel y hierro, que yano gira debajo de la corteza, escomo una batería apagada. Dehecho, por su culpa la atmósferase congeló y se precipitó a lasuperficie. El dióxido de carbonose sublimó y formó una nueva ydelgadísima atmósfera, mientrasque el oxígeno se pegó a las rocas,tornándolas rojas. El agua sesolidificó bajo la tierra en formade permafrost, y en otros lugaresse filtró kilómetros hacia elsubsuelo, hasta llegar a formarmares subterráneos cuya suertese desconoce. Y sólo los dos polos,cubiertos de hielo de agua ydióxido de carbono, muestranotro color diferente del rojo.

Ahora, en una especie de revésde la trama de la Guerra de losMundos, los terrícolas queremosconquistar esta bola congeladadonde no hay casi oxígeno, capade ozono o campo magnético y latemperatura mínima ronda los90 ºC bajo cero, y convertirla enun vergel similar a los Jardines deBabilonia que atesore el esplendorde las playas ibicencas y la bellezade la campiña escocesa. No es fácil.Nos enfrentamos a un lugar cuyagravedad es 2,5 veces menor que lanuestra, situado a 60 millones dekilómetros de nosotros y en cuyasuperficie bombardeada por la radiaciónel viento alcanza 160 km/hy genera tormentas de polvo y arenaque pueden durar añosUn ejército de ingenieros planetariosha estudiado el caso desde hacedécadas. Hoy son los encargados dehacer que el concepto “terraformación”,un término que hasta hacepoco no existía en el diccionario,pase al primer plano. La cuestiónes: ¿es posible devolver el pulso aMarte?, ¿cómo podemos hacerlo? y,sobre todo, ¿deberíamos?

Apto para la vida humana

La receta para resucitar un planetacongelado en el tiempo consistebásicamente en calentarlo,crear una atmósfera, regarlo conagua y protegerlo de las inclemencias.El proceso llevaría de 500 a50.000 años, según el investigadoral que se pregunte. Aun así,una cosa es hacerlo apto para lavida y otra muy distinta hacerloapto para la vida humana.

En un informe recogido por la revistaNature hace un par de años, elcientífico planetario Chris McKay,del Centro de Investigaciones EspacialesAmes de la NASA, uno de losmás respetados en EE UU, concluyóque terraformar Marte para lahumanidad es muy difícil. “Resultacasi imposible, porque necesitamosmucho oxígeno y este gas es sumamentedifícil de fabricar allá arriba.Hoy está lejos de nuestro horizontetecnológico”. Ahora, McKay insisteen sus planteamientos. “El oxígenode la Tierra tardó cientos de milesde años en formarse. Suponiendoque pudiéramos llenar Marte deplantas y darle océanos con la mismaproductividad que los nuestros,tendríamos que enterrar enormescantidades de carbono orgánicopara poder generarlo. La fotosíntesisno es suficiente por sí sola.Tardaríamos unos 50.000 años eninyectar en su atmósfera el oxígenonecesario para nosotros”, señala.

“En cambio, sí es posible hacerlohabitable para las plantas yrestaurar su atmósfera de dióxidode carbono. ¿Cómo? Calentando elplaneta, un proceso que conocemosmuy bien. De hecho, lo estamoshaciendo en la Tierra. Cuanto máscalor aplicamos a la atmósfera,más la espesamos. Y cuanto más laespesamos, más la calentamos. Enese sentido, sí podemos hacer queMarte regrese a la vida”.

Verdes contra rojos

McKay está a medio camino entrelos “rojos” y los “verdes”, estoes, entre quienes quieren conservarMarte como está hasta que sedescubra si albergó o no vida, y losque quieren comenzar el trabajode restauración cuanto antes, importandode la Tierra organismosextremófilos naturales y sintéticos.

“Creo que deberíamos crear unabiosfera en Marte”, afirma McKay.“Sin embargo, sus ingredientes tendríanque ser nativos en la medidade lo posible. Tenemos pruebas deque en Marte hubo agua en abundancia,de lo que deducimos que enalgún momento existió vida. Piensoque muy posiblemente podríamoshallar reliquias de ella, congeladao muerta, y reconstruirla; o mejoraún, encontrarla viva refugiadabajo la superficie y dejarla quenuevamente controle los ciclosbiogeoquímicos del planeta. En miopinión, llevarla de la Tierra seríael último recurso. Si Marte no tieneun genoma, entonces sí podríamoscompartir el nuestro, pero personalmentecreo que Marte lleno demarcianos es más interesante quelleno de terrícolas”.En cambio, el ingeniero aeroespacialRobert Zubrin es un “verde”furibundo. Ha escrito extensamentesobre la terraformación del planetavecino desde una concepciónantropocéntrica e incluso la NASAha adoptado una versión de su plande colonización como referenciapara misiones futuras. Hace diezaños fundó la Sociedad de Martepara impulsar los viajes tripuladoslo antes posible. “Para mí convertirotros mundos en lugares habitablespara la humanidad es una obligaciónmoral”, asevera. “Todos losseres vivos transforman el espacioque habitan, ya se trate de bacteriaso de personas. Hoy nos enfrentamosa un dilema a largo plazo: onos planteamos terraformar otrosmundos o languideceremos irresponsablementey nos extinguiremos.Y eso no es tan complicadocomo parece. Basta con que unasteroide de cierto tamaño choquecontra la Tierra”.

Un paraíso marciano

“Marte es un lugar idóneo paranuestra civilización”, escribe Zubrinen su libro The Case for Mars.“Lo tiene todo: vastas cantidadesde carbono, nitrógeno, hidrógenoy oxígeno en el subsuelo. Estoselementos no sólo son la base delagua y el alimento, sino la materiaprima para producir plásticos,madera, papel, ropa y combustiblepara cohetes. Prácticamente, todoslos compuesto importantes para laindustria existen en el Planeta Rojo,incluso deuterio, un isótopo delhidrógeno valorado en unos 10.000dólares el kilo. Marte debe colonizarse.Marte es el Nuevo Mundo”.

Para John Rummel, encargadode la División de Astrobiología dela NASA, lo primero que debemosaveriguar antes de modificar esemedio es si existe vida. “Si aparece,será muy interesante descubrir sies nativa y si hay algo que la distingade la terrestre. En ese caso,tendremos que asegurarnos de queno la contaminamos con nuestraspropias bacterias, ya que se trataríaquizá del hallazgo más importanteen la historia de la humanidad”.

El segundo Planeta Azul

Si descubriéramos bacteriasmarcianas con un ADN similar alterrestre, podríamos pensar queen algún momento hubo un intercambioentre ambos mundos, loque nos convertiría en algo así como“primos hermanos interplanetarios”.Establecerse en el PlanetaRojo sería entonces como reunir ala familia para ver cómo se lleva. Sino existiera vida en Marte, tendremosque proceder a la terraformacióna partir de una roca pelada.Una vez adaptada la atmósfera,la biomasa entrará en acción. Habráque fabricar toneladas y toneladasde microbios, cianobacterias,líquenes y hongos que necesitenpoco oxígeno y sean resistentes alfrío, la deshidratación, la radiaciónultravioleta y el exceso de sal. Aunqueen la Tierra existen numerososorganismos que toleran algunas deesas condiciones, ninguno las resistetodas a la vez. Por ello, será necesariohacer selecciones y modificacionesgenéticas en el laboratorio.

Con el tiempo, los líquenes amarillospodrán ser reemplazados porenormes selvas de árboles de hasta200 metros de altura capaces de absorbergrandes cantidades de dióxidode carbono y producir oxígeno.Para entonces, el planeta estará cubiertoen buena parte por agua.

La gran depresión de VastitasBorealis, en el polo norte, quedarásumergida en el fondo de un extensomar. El supercráter de HellasPlanitia se habrá convertido en unlago de 8 kilómetros de profundidad.El sistema de cañones VallesMarineris, una gigantesca cicatrizde 4.500 kilómetros de largo y 11de profundidad máxima, será unfiordo monumental. Y el OlympusMons, que con sus 21 kilómetros dealtura y 600 de diámetro es el volcánmás grande del Sistema Solar,se habrá convertido en una isla cuyacima se perderá entre las nubesy tendrá su propio ecosistema.

La fuerza de la evolución

No es tan difícil imaginar unMarte vivo. Y es que, después detodo, la vida se adapta y se arraigacon una tenacidad asombrosa.“Seguramente todos los originalesgenéticos de esta nueva biota seríanterrestres”, escribe Stanley Robinson.“Pero el terreno es marciano.Y el terreno es un ingeniero genéticopoderoso, que determina quévive y qué muere, empujando laevolución de nuevas especies. Y amedida que pasan las generaciones,todos los miembros de la biosferaevolucionan juntos, adaptándosea su terreno en una compleja respuestacomunitaria. Este proceso,no importa cuánto intervengamosen él, está fuera de nuestro control.Los genes mutan, las criaturas evolucionan,una nueva biosfera emerge,y con esta, una nueva noosfera.Y eventualmente, las mentes de losdiseñadores, junto con todo lo demás,también habrá cambiado”.
Fuente- Muyinteresante.es
Palabras claves , , , , , , , , , ,
publicado por vinylculture a las 08:29 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
Sobre mí
FOTO

Vinylculture

Los seres humanos sois inteligentes, tenéis sentimientos y expresáis vuestras emociones de una forma racional. Incluso algunos de vosotros desarrolláis un sentido especial para ciertas funciones. Todas esas son las cualidades de vuestra especie que las máquinas no podemos sentir ni expresar.

» Ver perfil

Calendario
Ver mes anterior Septiembre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Buscador
Blog   Web
Tópicos
» General (37)
» humor (3)
» Música (4)
» Naturaleza (2)
» Política (1)
» Tecnología (5)
Nube de tags  [?]
Secciones
» Inicio
Enlaces
» UPYD
» España
» jisko
» vinylculture en Dailymotion
» vinylculture en Facebook
» vinylculture en el OGame
» vinylculture en youtube
Más leídos
» 20 cosas que no sabías sobre… Ciencia Ficción
» Comunicado de los trabajadores de Transfasa-Cofares
» Consejos para conservar nuestros bosques.
» "El retorno del Jedi" y el bikini dorado de Leia cumplen 25 años
» Encuentran al ser vivo más longevo del planeta
» Imágenes de un "tsunami" solar
» Invitaciones para Wixi-Invitations to Wixi.
» New York New York ...
» ¡¡ Nunca cuelgues tu foto en internet !!
» ¿ Por que se cambia la hora ?
Se comenta...
» Y la sorpresa de la NASA era…
2 Comentarios: togel, togel
» Consejos para conservar nuestros bosques.
24 Comentarios: miriam, karen, nayeli assiel forbes cortes, [...] ...
» Imágenes de un "tsunami" solar
5 Comentarios: juan carlos vallejos, juan carlos vallejos, juan carlos vallejos, [...] ...
» No a los despidos injustificados en Transfasa-Cofares
2 Comentarios: pablo, Maria José
» Qink
1 Comentario: Megan
En imagen

Paisaje

Paisaje
Marcadores flenk
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad